domingo, 6 de octubre de 2013

3. Galería alfabética de monicacos famosos

Regresar al Libro de los Monicacos


(Primera serie)

Era muchacho serio nuestro Antón,
listo, y un verdadero memorión;
en su mente serena y sosegada
no cupo cancelar una trastada
Sorprende sólo, con tan buenas notas,
que supiera un montón de palabrotas






Divertida y jovial, viva y despierta,
era un encanto la pequeña Berta.
No conoció egoísmo ni falsía:
aún perdiendo en los juegos, se reía.
Añadiré, por no mentir en nada,
que andaba siempre toda despeinada





Veloz era Cristóbal como el rayo,
hacer sabia de su capa un sayo.
Mas nunca al estudiar dijo que nones,
y estaba bien de calificaciones.
Lo malo es que tomaba con frecuencia
cosas que no eran de su pertenencia…





Dalila, tan modosa, tan prudente,
hacia las delicias de la gente.
Decía “muchas gracias” con primor
y, con suma elegancia, “por favor”.
Algo había en Dalila menos bello:
que solía lavarse poco el cuello.





Emil fue de sus padres la alegría:
de pulcro y aseado, relucía.
Le gustaba lavarse y, cosa rara
tener las uñas limpias cual la cara.
Lastima que al llevarlo a la camita
todo era protestar, grita que grita.





Frida era dócil, si, como ninguna,
incapaz de una replica importuna.
Lo que alguien le advirtió por vez primera,
nunca hizo falta se le repitiera.
Tuvo, esta es la verdad, cierta manía:
no siempre era verdad lo que decía.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Recopilatorio de los mejores artículos en español sobre la vida y obra de Michael Ende, autor de La historia interminable y Momo. Escritor alemán de la postguerra, nacido en Garmisch-Partenkirchen, el 12 de Noviembre de 1929 y muerto el 28 de Agosto de 1995 en Stuttgart,

Aquel que quiera hacer magia, tiene que poder aplicar y dominar su capacidad de desear.. Con la tecnología de Blogger.

Featured Post Via Labels