martes, 1 de abril de 2014

Las historias de Ende, fascinación interminable

Texto: Erwin Elsn en El país 29 julio 2009
Imagen: Diario El país



GARMISCH-PARTENKIRCHEN/ALEMANIA

Bosques sombríos con figuras inquietantes, extensiones desérticas sin fin, extraños gnomos y otras criaturas. Parece el último bestseller de turno, pero en realidad tiene ya unos cuantos años. Mucho tiempo antes de que Harry Potter llegara a las librerías o que incluso los adultos leyeran las historias de vampiros de la saga Twilight, el autor alemán Michael Ende fascinó a gente de todo el mundo con sus libros fantásticos.


Los motivos para recordarlo son que este año el escritor, fallecido en 1995, hubiese cumplido 80 años, y que además es el 30 aniversario de su obra más famosa, La historia interminable (también traducida como "La historia sin fin").

"Michael Ende es el clásico absoluto. Sigue siendo muy leído", afirma Christiane Raabe, directora de la Biblioteca Internacional Juvenil de Múnich y curadora del museo adjunto dedicado al autor. Los libros de Ende fueron traducidos a más de 40 idiomas y se vendieron millones de ejemplares.

"Hay muchísima literatura fantástica en el mercado. Pero a pesar de ello Michael Ende sigue siendo fuerte, eso se ve en las cifras de venta". Aunque Ende no se veía a sí mismo como un autor de libros infantiles y le horrorizaban las figuras fantásticas pomposas como las de la película sobre su libro más famoso.

"Las historias de Michael Ende son multifacéticas, no tan sencillas. Por eso tienen tanto éxito a lo largo de los años", opina Raabe. "Apelan a muchos elementos inconscientes, mitos, la falta de límites entre tiempo y espacio. Pero no fuera de la realidad. Representa mundos internos, paisajes del espíritu".

Todo comenzó con Jim Boton y Lucas el maquinista en los años 50. El escritor era hijo del pintor surrealista Edgar Ende y nació el 12 de noviembre de 1929 en Garmisch-Partenkirchen. Estudió actuación en la escuela de Múnich, pero se decidió a trabajar como escritor independiente. Más de diez editoriales rechazaron la historia-viaje fantástica del pequeño Jim, pero tras su edición en 1960 se convirtió en un enorme éxito, se tradujo a 20 idiomas e hizo conocido a Ende.

Luego el escritor se mudó con su esposa a Italia, entre otras cosas para huir de los críticos que consideraban que su literatura era de "evasión" y un "opio del entretenimiento". En 1973 tuvo su segundo éxito con Momo, subtitulado en alemán: "la extraña historia de los ladrones de tiempo y de la niña que devolvió el tiempo a los hombres". En 1979 fue el turno de La historia interminable, que es un libro de culto hasta hoy sobre todo entre los adultos.

El compositor Wilfried Hiller, amigo de Ende y que escribió con él numerosas canciones y óperas, vivió de cerca el surgimiento de este libro. "Me dijo que no podía escribir por el momento ningún texto para mí porque estaba inmerso en un libro del que no podía salir", recuerda el músico, que conoció a Ende en Italia.

"Leía algunos capítulos aislados. Ya no salía. Él amaba contar historias, pero también el contacto con otros, no era alguien que se quedara en casa en el escritorio con el lápiz. Realmente necesitaba el contacto", explica.

El mundo de Ende era sobre todo el de los sueños. "Los sueños son los que atraviesan su obra. Que el ser humano necesita sueños, que no puede vivir sin sueños", añade. El propio Ende quería llevar a las palabras los cuadros de su padre. Pero a la vez era muy profesional trabajando. "Era una persona tan poco complicada. Cuando yo lo llamaba me hacía una rima en un segundo con la melodía".

Ende se describió a sí mismo cierta vez como un heredero de los románticos alemanes. Novalis era su gran maestro. Pero precisamente era ese mundo de ensueño lo que le echaban en cara los críticos, así como que sus historias eran demasiado pedagógicas y para "mejorar el mundo".

El mundo real nunca sabrá cuántos escenarios fantásticos y criaturas se perdieron sus lectores cuando Ende murió a los 65 años por cáncer de estómago. Su amigo Hiller cree que fueron muchos: "Michael era una fuente creativa hasta el final, hasta su muerte. Murió demasiado pronto".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recopilatorio de los mejores artículos en español sobre la vida y obra de Michael Ende, autor de La historia interminable y Momo. Escritor alemán de la postguerra, nacido en Garmisch-Partenkirchen, el 12 de Noviembre de 1929 y muerto el 28 de Agosto de 1995 en Stuttgart,

Aquel que quiera hacer magia, tiene que poder aplicar y dominar su capacidad de desear.. Con la tecnología de Blogger.

Featured Post Via Labels