jueves, 25 de septiembre de 2014

4 La escuela de magia

 1  2  3  4  5  6  7  8  9  10


Imagen:  Bernhard Oberdieck



Entretanto el otoño había llegado a Deseolandia, soplaba un viento impetuoso y llovía la mayoría de los días. Como soy propenso a resfriarme fácilmente, prefería quedarme en casa. Además. El director de la Biblioteca Real me había pedido que redactara un detallado informe sobre las ilusiones que tenemos en el mundo cotidiano. Aunque tan melancólico trabajo no me resultaba especialmente agradable, como invitado del país que era, no podía negarme a aquella petición. De modo que la siguiente lección sólo la conozco por lo que me contaron Mug y Mali, que me visitaban todas las tardes una vez terminada la jornada de trabajo y me informaban de sus progresos en la escuela de magia.

El señor Silber había empezado la siguiente lección. Se trataba del arte de transformar una cosa en otra. Por lo que pude entenderle a mis dos jóvenes amigos, la tarea consistía en construir en cada caso un “puente mágico”. Es decir, descubrir qué tenía en común una cosa con otra para que estuvieran emparentadas entre sí. A través de aquel “puente” debía llevarse a cabo la transformación mediante la capacidad de desear.


En el caso de una manzana que había que transformar en una pelota, la cosa todavía era relativamente sencilla. Cualquiera se da cuenta en seguida de que ambas tienen forma esférica y de que muestran su parentesco interno de una forma, por así decirlo, evidente. Más difícil era ya por ejemplo, transformar un tenedor en una manzana. Ahí había que proceder de la manera siguiente: un tenedor –así es como tenía uno que pensar- es siempre un tenedor, da lo mismo que sea grande o pequeño. Si un tenedor es grande, también da igual que sea de hierro o de madera. Pues bien, en el ramaje de todos los árboles hay “tenedores de madera” de todos los tamaños-; sí, se podría decir que, en el fondo, un árbol no es más que un gran tenedor con muchos dientes. Esto, naturalmente, también se puede decir de un manzano. Su fruto, la manzana, es aparentemente sólo una pequeña parte del manzano, pero en realidad, en cada pepita de manzana se esconde a su vez un manzano entero. Así que se puede afirmar, con razón, que una manzana es un tenedor. Y si esto es así, también es verdad a la inversa: un tenedor es una manzana. Y si se aplica la correcta capacidad mágica de desear, se puede transformar una cosa en la otra a través de este puente.

En este ejemplo, no obstante, el puente es todavía relativamente corto y se llega rápidamente de una cosa a la otra. Pero hay cadenas lógicas mucho más complicadas, que exigen veinte, cincuenta y, a veces, incluso hasta más de cien pasos intermedios. Mug y Mali se tenían que pasar a menudo días enteros cavilando antes de poder resolver ciertas tareas. El que no se lo crea que intente él miso descubrir cuál es el puente mágico entre una máquina de coser y una pecera, entre un coco y un acordeón o entre un par de zapatillas y unas gafas de sol.

- ¿Y sabes –me dijo una tarde Mali, completamente entusiasmada-, sabes qué es lo más estupendo de todo? Pues que en todo Deseolandia, y probablemente incluso en todo el mundo, no existen dos cosas que no estén de alguna manera relacionadas entre sí. Todo, misteriosamente, tiene que ver con todo, y por eso uno puede realmente transformar todo en todo… Siempre que uno sepa hacerlo, quiero decir.
- Eso es –añadió Mug poniendo cara de inteligente- porque en realidad todo es una sola cosa. Al menos eso es lo que ha dicho el señor Silber

Tuve que reflexionar largo tiempo sobre aquello y, sinceramente, hasta la fecha aún no he logrado aclararme del todo.


.. IR A LA QUINTA PARTE




0 comentarios:

Publicar un comentario

Recopilatorio de los mejores artículos en español sobre la vida y obra de Michael Ende, autor de La historia interminable y Momo. Escritor alemán de la postguerra, nacido en Garmisch-Partenkirchen, el 12 de Noviembre de 1929 y muerto el 28 de Agosto de 1995 en Stuttgart,

Aquel que quiera hacer magia, tiene que poder aplicar y dominar su capacidad de desear.. Con la tecnología de Blogger.

Featured Post Via Labels