miércoles, 8 de octubre de 2014

7 La escuela de magia

 1  2  3  4  5  6  7  8  9  10

Imagen: Bernhard Oberdieck


La quinta lección consistía en hacerse invisible. En semejante estado no sólo se podía ir a todas partes sin que nadie se diera cuenta, sino que, como en las lecciones anteriores, podía uno trasladarse al lugar que quisiera o volar por los aires. Más aún: se podían atravesar puertas cerradas, e incluso gruesos muros, como si fueran de niebla. Cuando finalmente Mug y Mali dominaron aquel ejercicio, me contaron que ser invisible también tenía una desventaja, y es que uno sólo podía apreciar lo que le rodeaba de una manera bastante difusa: como a través de un velo de colores. Que, por ejemplo, no se podía leer una carta o un libro, pues para eso antes había que volverse visible de nuevo. Que además se experimentaba una sensación bastante desagradable y que se corría un grave peligro. Si por un descuido se volvía uno visible, por ejemplo, cuando se encontraba en medio de un grueso muro o de una roca o algo similar, se quedaría allí atrapado sin remedio.

Pero a ninguno de los niños le ocurrió una cosa así: para eso estaba el señor Silber. De todas formas, empecé a comprender que la promesa que me había arrancado el profesor probablemente no fuera del todo infundada. Aunque sigo estando convencido de que toas esas cosas son imposibles en nuestro mundo cotidiano, se me pone la carne de gallina sólo de pensar que pudiera ser lo contrario. La absoluta certeza, con respecto a la medida de precaución que había ofrecido, la tuve, sin embargo, durante la última semana de mis estancia en Deseolandia cuando ocurrió aquella desgracia que puso seriamente en peligro el paso de Mug y Mali al curso siguiente. Pero contaré las cosas por orden.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Recopilatorio de los mejores artículos en español sobre la vida y obra de Michael Ende, autor de La historia interminable y Momo. Escritor alemán de la postguerra, nacido en Garmisch-Partenkirchen, el 12 de Noviembre de 1929 y muerto el 28 de Agosto de 1995 en Stuttgart,

Aquel que quiera hacer magia, tiene que poder aplicar y dominar su capacidad de desear.. Con la tecnología de Blogger.

Featured Post Via Labels