martes, 9 de junio de 2015

11. El reloj de los deseos

Texto: Michael Ende en Carpeta de apuntes
Imagen: ---



… cuyo abuelo había comprado a un dudoso relojero un reloj de pared que mediante un misterioso mecanismo era capaz de marcar la hora especial de la vida de su propietario en la que todo deseo suyo, ya fuese modesto o blasfemo, se cumplía. La hora del deseo –eso me explicaron- existe en la vida de cada persona, pero pasa inadvertida a casi todo el mundo, quedando por tanto desaprovechado. Ahora bien, el abuelo se había pasado la vida observando aquel reloj de extrañas agujas para no dejar pasar la hora irrepetible. Todos sus deseos los había tenido presentes, día y noche, por orden de urgencia. Naturalmente, el reloj no marcó nunca una hora especial, cosa que tampoco puede esperar ninguna persona sensata, la vida del abuelo se había ido consumiendo en constante espera, y puede afirmarse con cierta razón que el pobre hombre había caído en manos de un estafador, pero ahora viene lo más extraño: aunque el abuelo, como ya se ha dicho, no había hecho prácticamente otra cosa que esperar pacientemente, se le habían ido cumpliendo un deseo tras otro, y además –y esto es el colmo de lo asombroso- por el mismo orden que él había asignado desde un principio a sus deseos.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Recopilatorio de los mejores artículos en español sobre la vida y obra de Michael Ende, autor de La historia interminable y Momo. Escritor alemán de la postguerra, nacido en Garmisch-Partenkirchen, el 12 de Noviembre de 1929 y muerto el 28 de Agosto de 1995 en Stuttgart,

Aquel que quiera hacer magia, tiene que poder aplicar y dominar su capacidad de desear.. Con la tecnología de Blogger.

Featured Post Via Labels