22.1.21

Diccionario de Fantasia -K-

Kalophain: espejo mágico de la princesa Eli, grande como el disco de la luna, lo sujeta una figura femenina plateada, con múltiples arabescos y fundida en el marco. Se alía con Angramain para evitar que Eli y Joan esté juntos.
El espejo es símbolo de la imaginación, al reproducir las imágenes y en cierta manera contenerlas y absorberlas, sirve entonces para suscitar apariciones, devolviendo las imágenes que aceptara en el pasado, o para anular distancias reflejando lo que un día estuvo frente a él y ahora se halla en la lejanía. Esta variabilidad del espejo «ausente» al espejo «poblado» le da una suerte de fases y por ello, está relacionado con la luna, siendo atributo femenino. Además, es lunar el espejo por su condición reflejante y pasiva, pues recibe las imágenes como la luna la luz del sol. Es también símbolo de la multiplicidad del alma, de su movilidad y adaptación a los objetos que la visitan y retienen su interés.
[Jojo, historia saltimbanqui]

Karge: profesora de Bastián en la materia de Geografía.
[La historia interminable]

Karl Konrad Koreander: hombre grueso, rechoncho, calvo, por encima de las orejas le brotan mechones de pelos blancos. Tiene una cara roja que recuerda la de un bulldog de eso que muerden. Sobre las narices, llenas de bultos lleva unas gafas pequeñas y doradas, y fuma en una pipa curva que le cuelga de la comisura de los labios torciéndole toda la boca.
Cuando Bastián entra a su librería, Koreander viste un traje negro arrugado, que parece muy usado y como polvoriento, con un chaleco floreado. Se encuentra sentado en un sillón de orejas de cuero desgastado leyendo La Historia Interminable. Le dice a Bastián, que él no soporta a los niños, porque son unos estúpidos llorones y unos pesados que lo destrozan todo, manchan los libros de mermelada y les rasgan las páginas, y a los que les importa un pimiento que los mayores tengan también sus preocupaciones y sus problemas. No tiene libros para niños y los otros no se los vende a uno. Cuando el chico le contesta que no todos los niños son así, Koreander le presta atención y conversan, hasta que recibe una llamada, Bastián lee el título que el librero tuviera en sus manos, lo toma y escapa con él.
Cuando Bastián regresa a su mundo y le cuenta todas sus aventuras a su padre, decide regresarle el libro a Koreander a quien, también le cuenta lo vivido en Fantasia. Éste le dice que él es un experimentado viajero de ese mundo porque hay muchas puertas para ir a Fantasia, más libros mágicos y otras posibilidades de ir y volver. También le dice que, si es capaz de darle otro nombre a la Emperatriz Infantil, la volverá a ver. Y cada vez que lo consiga será de nuevo la primera y la única vez. Al retirarse, Koreander piensa que Bastián les enseñará a muchos el camino de Fantasia para que puedan traer el Agua de la Vida.
[La historia interminable]

Knietsch: profesora de Hermann.
[El largo camino hacia Santa Cruz]

Knöllinger: conserje que vivía en el sótano del edificio de la escuela de Hermann.
[El largo camino hacia Santa Cruz]

Kurt: padre de Lena que inicialmente medía 1.84 metros, antes de ser progresivamente reducido por arte de magia.

[El secreto de Lena]

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.