martes, 18 de febrero de 2014

5. Un monicaco saluda a alguien a quien tiene cariño

Texto: Michael Ende en El libro de los monicacos
Imagen: my huge neighbour de AHugeRabbit



Vaya un saludo por delante
Y recibe, además, un gran beso.
Te quiero como un elefante;
Es un amor de peso.


Eres mi amiga favorita,
que a todas vence y sobrepasa;
por mí, podrías, queridita,
quedarte en nuestra casa.
No me supongas –siento apuro-
pedigüeño ni consentido,
pero creo…, quizá…, casi seguro…,
que algo me has traído.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

Aquel que quiera hacer magia tiene que poder dominar y aplicar su capacidad de desear