jueves, 11 de junio de 2015

14. Tomando el té

Texto: Michael Ende en Carpeta de apuntes
Imagen: ---



- Lo más importante –dijo el arrugado falo que se había anudado una corbata de un rojo vino-, lo más importante es no perder los nervios.
- ¿Toma usted un terrón de azúcar o dos? –preguntó el ser de las innumerables tetas, sonriendo con la dulzura del arsénico.

El refrigerador del coche, con la cabeza humana y fijada en un lateral, respondió: “Bueno, señora, ya solo el verla…”

El tronco de árbol de las ramas carbonizadas sacudió las mangas de su chaqueta como si tuviese que caer algo al suelo. Pero no cayó nada. “Yo, por favor, sin leche”, se oyó un crujido que venía de la solapa.

A la cabeza de buitre que había en la bolsa de las aguas era evidente que aquello le resultaba desagradable, pero la bolsa no dejaba salir lo que decía, solo se oía como si hablara un globo: “Que delicioso ese anticuado juego de té que tiene usted…”

0 comentarios:

Publicar un comentario

Michael Ende, biografía y artículos en español que abordan la vida y obra del escritor alemán de la postguerra, autor de La historia interminable y Momo.

Con la tecnología de Blogger.