8.10.20

Diccionario de Fantasia - F -

Fantasia: reino inconmensurable, habitado por multitud de seres de formas diversas. Se dice que no tiene fronteras y es imposible dibujar un mapa de él porque tierras y mares, montañas y ríos no están allí de la misma forma que en el mundo de los seres humanos. Allí no se puede prever nunca con seguridad qué país limita con cuál. Hasta los puntos cardinales cambian según la región en que se encuentra uno en cada momento. Verano e invierno, días y noches, obedecen en cada región a leyes distintas. Se puede salir de un desierto abrasado por el sol y llegar sin transición a árticas llanuras nevadas. En ese mundo no hay ninguna distancia exterior conmensurable, y por eso palabras como «cerca» o «lejos» tienen otro sentido. Todas esas cosas dependen del estado de ánimo y de la voluntad con que uno recorre un camino determinado.
Como Fantasia no tiene fronteras, su centro puede estar en todas partes o, mejor dicho, está al mismo tiempo cerca y lejos de todas partes. Depende por completo del que quiere llegar a ese centro. Y el centro mismo de Fantasia es la Torre de Marfil. Graógraman se lo explica a Bastián así: “Los caminos de Fantasia… sólo puedes encontrarlos con tus deseos. Y sólo puedes ir de un deseo a otro. Lo que no deseas te resulta inalcanzable. Eso es lo que significan aquí las palabras «cerca» y «lejos». Y tampoco basta con querer marcharse de un lugar. Tienes que querer ir a otro. Tienes que dejarte llevar por tus deseos”.
El nombre en alemán Phantásien hace referencia a la palabra Phantasien empleada por Sigmund Freud para referirse a las ensoñaciones repetitivas en estado de vigilia. Por tanto, el reino de la Emperatriz Infantil es el reino de las fantasías, el reino de las ensoñaciones, los miedos y las pesadillas que como tal, no pueden ser juzgados moralmente, es por eso que no hay distinción entre bien y mal y todos los seres son igualmente importantes. Fantasia descansa en los sueños olvidados de los humanos depositados en la Mina de las imágenes, aunque eso tampoco deba entenderse espacialmente, en este reino sin fronteras no hay arriba ni abajo. Incluso el tiempo aquí es infinito porque Fantasia también es el reino de las historias y una historia puede ser nueva y, sin embargo, hablar de tiempos remotos. El pasado surge con ella, por eso no puede hablarse de una Historia cronológica de Fantasia.
Existen ciertas entradas mágicas para acceder o salir de Fantasia: puertas ocultas, pasillos secretos, vías del tren… La imaginación subjetiva es el camino a Fantasia por lo que no existe una vía determinada. Bastián encuentra una entrada a través del proceso de lectura y existen muchos libros que llevan hasta ahí, pero al ser un proceso individual e íntimo, el sitio se ve diferente para cada persona. Se sabe que los autores de grandes obras de arte, literatura y música siempre han sido viajeros entusiastas de este reino que han ayudado al mundo humano. Pues el arte verdadero, nace siempre de la totalidad de cabeza, corazón y sentidos, y restablece esa totalidad en los hombres que tienen acceso a ellas, o sea, devuelven la salud, sanan a los hombres que antes estaban perturbados, separados.
[La historia interminable]

Fantasmas: habitantes de Fantasia. Del griego phántasma, derivado del verbo phanein, brillar, visualizarse o mostrarse, de allí su uso como aparición. Forman parte de las creencias mitológicas entendidos como seres muertos alejados de sus cuerpos físicos en forma total o parcial, que aparecen en forma de sombras o imágenes difusas.
[La historia interminable]

Faunos: habitantes de Fantasia. Originalmente Fauno era el dios romano de la agricultura, de los pastores y profecías. Sus oráculos eran buscados por todos aquellos que deseaban conocer el futuro, y Fauno daba sus profecías cantando en versos saturnianos. Protector de los sembradíos y de los rebaños. Hijo de Picus y nieto de Saturno, padre de Latino, iniciador del pueblo romano. Tenía piernas, pies y cuernos de macho cabrío y unas prominentes y peludas orejas puntiagudas.
[La historia interminable]

Fénix: habitante de Fantasia, es un ave muy parecida al águila con plumas doradas y color carmesí. Una tradición ha fijado el plazo de la vida del Fénix en un año platónico (tiempo que requieren el sol, la luna y los cinco planetas para volver a su posición inicial) o doce mil novecientos noventa y cuatro años comunes. Los antiguos creyeron que, cumplido ese enorme ciclo astronómico, la historia universal se repetiría en todos sus detalles, por repetirse los influjos de los planetas; el Fénix vendría a ser un espejo o una imagen del universo. Claudiano, a fines del siglo IV dice que es un pájaro inmortal que resurge de su ceniza, un heredero de sí mismo y un testigo de las edades.
[La historia interminable]

Filemón el arrugado: elefante muy viejo y sabio que vive en la selva virgen de la India, es un filósofo sencillo y humilde que piensa en cosas profundas.
[Filemón el arrugado]

Flores de la sabiduría: los veintiún hombres más cultos de China; de muy diverso físico, se les puede consultar casi cualquier tema cuando se busca la respuesta a una situación difícil.
La flor es un símbolo de la fugacidad de la vida, como lo demuestra el sexto de los ocho inmortales chinos Lan Tsai-Ho, que lleva una canastilla de flores sujeta del brazo. Romanos y griegos cubrían de flores la pira funeraria como símbolo de la muerte.
[Jim Botón y Lucas el maquinista]

Francisca Interrogaciones: personaje que brinda asesoramiento en todas las cuestiones de la vida, todo tipo de magia, maldiciones y desencantamientos a medida, se le puede consultar a cualquier hora del día. Ayuda a Lena, para que sus padres la obedezcan.
[El secreto de Lena]

Fuegos fatuos: criaturas asexuales de Fantasia, siempre rodeados por un gran halo de luz, lo que de lejos los hace parecer pelotas. Son increíblemente ágiles y ligeros y pueden cambiar de ruta en medio de un salto.
En la mitología, los fuegos fatuos son espíritus de carácter travieso o maligno que despistan a los viajeros en las marismas o pantanos donde viven. En algunos lugares son considerados espíritus de niños muertos abandonados o nonatos, almas que no han logrado descansar. También son considerados hadas.
[La historia interminable]

Fújur: dragón de la suerte, con ojos color rubí y cuerpo largo y flexible, cuyas escamas de color madreperla brillan rosadas y blancas. Es una criatura que respira aire y calor por todo el cuerpo; suele ser muy alegre y su voz suena como campanas.
Atreyu lo conoce en el Abismo Profundo, herido y atrapado en la red de Ygrámul; cuando Atreyu escucha el secreto del veneno de Ygrámul, Fújur escucha lo mismo y se traslada junto con Atreyu al Oráculo del Sur, en donde es atendido de sus heridas por Urgl. A partir de entonces, se convierte en el compañero de viaje de Atreyu y juntos recorren Fantasia en busca de una cura para la Emperatriz Infantil. Mientras sobrevuela el País de la Gentuza, se ven atrapados en medio de una lucha de los Gigantes de los Vientos, y Atreyu cae al vacío, Fújur lo busca y descubre el ÁURYN en medio del mar, así que se sumerge para rescatarlo, arriesgando su vida, pues como criatura de aire y fuego, el agua puede matarlo. Encuentra a su amigo en medio de la Ciudad de los Espectros, al aterrizar, derriba uno de los puntiagudos tejados y se produce una grave herida en el vientre con una aguda arista. Tras liberar a Atreyu, se trasladan a la Torre de Marfil y son sanados en el interior de ÁURYN.
No gusta de los espacios reducidos así que aún para dormir lo hace volando.
Viaja con Atreyu y Bastián, a quien enfrenta liderando cinco dragones de la suerte en La batalla de la Torre de Marfil. Cuando Bastián hiere a Atreyu, Fújur lo lleva consigo y desaparece. Regresan cuando Bastián llora arrodillado en la nieve tras perder la última imagen de su padre que podía llevarlo de regreso a su hogar. Ya al interior de la Alhaja, Fújur traduce lo que las Aguas de la Vida dicen a Bastián y junto con Atreyu termina todas las historias que él dejó inconclusas.
Su nombre viene de Fohi, o el “Hombre Celeste”, el Dragón de la Sabiduría Divina o el Espíritu, los hombres de Fohi son los doce Tien-Hoang, las doce jerarquías de ángeles, con rostros humanos y cuerpos de dragón que crearon a los hombres. Están vinculados a las nubes y a la lluvia. Es habitual representarlos con una perla, en donde reside su poder. Luego de que un dragón surgiera del río Amarillo y revelara a un emperador el famoso diagrama circular que simboliza el juego recíproco del Yang y el Yin, se le consideró un emblema imperial. Para anunciar que el emperador había muerto, se decía que había ascendido al firmamento sobre un dragón.
[La historia interminable]

Fulvio di Baranova: conde y Gran Canciller Papal, amigo de Borromeo Colmi que según la tradición, mató a su esposa y a sus dos hijos antes de suicidarse.
[El pasillo de Borromeo Colmi]

Fusi: el barbero, su tienda está situada en el centro de la ciudad, es pequeña y ocupa solamente un aprendiz y un periquito, vive con su anciana madre y en su tiempo libre visita a la señorita Daria. Es el primero al que visitan los Hombres Grises y lo convencen de ahorrar su tiempo con ellos.
[Momo y los ladrones del tiempo]


0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.